x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Baeza

El domingo 26 de Noviembre nos desplazamos a tan solo 10 km. de Úbeda, donde se encuentra Baeza, otra población cuyo conjunto urbano está declarado Patrimonio de la Humanidad. Pero si en Úbeda fue la clase noble y adinerada la que impulsó su desarrollo, en Baeza es el estamento eclesial el que conformó en buena medida el entramado urbano de la ciudad.

Cabecera de la antigua Diócesis de Beatia, tras ser conquistada por Fernando III, en 1227 se restablece  el episcopado, si bien cuando en 1249 se restablece igualmente la Diócesis de Jaén, ambas quedan encuadradas en una única demarcación. Sobre la antigua Mezquita Aljama se levanta la Catedral, que sería la primera abierta al culto en Andalucía tras la conquista castellana. La ciudad dispondrá entonces de Seminario y Universidad y distintas órdenes religiosas erigen sus conventos que llegan a alcanzar el número de trece. Todo ello ha dejado una herencia patrimonial que está permitiendo una emergente industria turística.

En 1529 comienza la construcción del templo catedralicio de estilo plateresco, de tres naves y bóvedas de crucería, que por la mala calidad de los materiales, acabó desplomándose en el año 1567.  Comienza entonces el empeño de Baeza por conseguir financiación del Obispado para reconstruir la Catedral, cuando la mayor parte de los fondos se destinaban la construcción de la Catedral de Jaén. Finalmente sería el Obispo Francisco Delgado quien encargaría las obras a Andrés de Vandelvira, el más prestigioso arquitecto de la comarca. De este modo irrumpe en el edificio el nuevo estilo arquitectónico renacentista, que no obstante respeta los antiguos pilares y bóvedas góticas de la cabecera que, junto al muro axial, no se habían desplomado.

Baeza es hoy una ciudad con 17.000 habitantes, que vive principalmente del sector agrícola y la industria del aceite de oliva.

Imagen propia: Catedral de Baeza.

021
Úbeda y San Juan de la Cruz

La riqueza patrimonial de Úbeda es inmensa. Su conjunto Renacentista está declarado Patrimonio de la Humanidad y no es para menos. Palacios, monumentos y edificaciones civiles y religiosas conforman una larguísima lista cuya enumeración sería prolija, pero que el visitante de Úbeda debe conocer.

Y queremos cerrar hoy nuestras actualizaciones sobre la ciudad andaluza, acercándonos a un personaje histórico que dejó huella en la ciudad. Se trata de San Juan de la Cruz (1542-1591), quien junto a Santa Teresa de Jesús conforman las dos máximas figuras de la poesía mística española del siglo XVI.

Y para ello visitamos la Iglesia de San Miguel y el oratorio de San Juan de la Cruz. Hablamos de un antiguo convento de carmelitas descalzos edificado en el siglo XVI. Hasta aquí llegó San Juan de la Cruz el 28 de Septiembre de 1591 procedente del convento La Peñuela en La Carolina, para intentar curar una enfermedad de la que no logrará reponerse, falleciendo a las doce de la noche del 14 de diciembre de ese mismo año. Dos años más tarde, su cuerpo fue trasladado, sigilosamente en la noche, a Segovia, hecho al que sin duda alude la "aventura del cuerpo muerto" narrada por Cervantes en el capítulo XIX de la primera parte de El Quijote.

En la parcela donde se ubicaban la celda y el primitivo enterramiento del santo, se levanto en el siglo XVII el oratorio de San Juan de la Cruz, adosado a la iglesia. Desde 1978 alberga el Museo de San Juan de la Cruz, que expone diversos objetos y obras de arte relacionados su vida y obra.

 ¡Oh llama de amor viva

que tiernamente hieres

de mi alma en el más profundo centro!

Pues ya no eres esquiva

acaba ya si quieres,                         

¡rompe la tela de este dulce encuentro!

Imagen propia: Iglesia de San Miguel y Oratorio de San Juan de la Cruz en Úbeda.

14 de Diciembre: Coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento en Úbeda, se celebra la festividad litúrgica de San Juan de la Cruz.

024
Desde el Mirador de San Lorenzo

Caían los últimos rayos de sol cuando llegamos al Mirador de San Lorenzo, en la parte superior de la Muralla que rodea Úbeda. Desde este punto se obtiene una vista privilegiada de todo el entorno de la ciudad hasta los Cerros. Sin duda todos hemos oido aquello de "irse por los cerros de Úbeda, referido a alguien que empieza a divagar o bien, intenta evitar responder una pregunta hablando sobre otra cosa no relacionada.  

Es esta una leyenda curiosa. Resulta que en el año 1233 la ciudad estaba asediada por las tropas de Fernando III. Justo antes de que comenzara el combate contra los almohades, uno de los altos mandos Álvar Fáñez, conocido como “el Mozo” desapareció sin que nadie supiera donde había ido. Horas más tarde, una vez conquistada la ciudad y pasado el peligro, “el Mozo” reapareció y al preguntarle el rey donde había estado contestó que se había perdido “por esos cerros de Úbeda”.

Según cuenta la leyenda hay dos versiones del motivo de la pérdida, uno que había conocido en el río a una hermosa joven árabe bañándose y que pasó con ella el día, y otro, que estaba temeroso y no quería enfrentarse a la cruenta batalla.

Inmediatamente giramos visita a la desacralizada iglesia de San Lorenzo, edificio del siglo XIII que se apoya en la misma Muralla. Destruida en la Guerra Civil, tras años de abandono y avanzado estado de ruina, la iglesia se ha recuperado por la Fundación Huerta de San Antonio, quien la ha rehabilitado para la realización de diversas actividades culturales y el disfrute de la ciudadanía.

Caída la noche nos dirigimos a la Basílica de Santa María de los Reales Alcázares, donde se anuncia un concierto de la Capilla de Música de la Catedral de Cádiz, dentro de la programación del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza.

Acabado el mismo es momento de aprovechar el ambiente de la noche de sábado en la calle Real de Úbeda, que aunque la temperatura ha bajado con respecto a la noche anterior siempre es atrayente.

Imagen propia, desde el Mirador de San Lorenzo.

036
Úbeda

Llegamos a Úbeda misma noche del viernes 24 de Noviembre, instalándonos en el hotel y aprovechando la buena temperatura para salir de tapeo por la calle Real con muy buen ambiente.

El sábado día 25 amanece nublado y la temperatura ha descendido con respecto al día anterior, lo que no impide que en nuestra visita a la ciudad ubetense descubramos la extraordinaria riqueza de su conjunto urbano, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Los asentamientos de la Edad del Cobre localizados en el Cerro del Alcázar, dan a la ciudad una antigüedad de 6.000 años convirtiéndola en la más antigua de Europa occidental. Una vieja leyenda otorga la fundación de la ciudad a Túbal, nieto de Noé, quien según el historiador judío Flavio Josefo, fundó en España la dinastía tubalita que se inició con su hijo Íbero, que daría nombre a la península y al río Ebro.

La ciudad cobró importancia a partir del gobierno de Abderramán II, por su situación estratégica y por el desarrollo de la artesanía y el comercio. En 1233, tras largo asedio, capitula ante Fernando III y sería en los siglos XV y XVI cuando conoce su mayor esplendor con la presencia de las órdenes de caballería y una clase noble cada vez más poderosa, que enriquece a Úbeda con sus palacios renacentistas y sus iglesias.

La ciudad cuenta hoy con una población de 35.000 habitantes, que basan su economía en la agricultura, la industria del aceite de oliva y el sector servicios, con una incipiente atención al turismo.

Visitamos la Sacra Capilla del Salvador, un templo del siglo XVI impulsado por Francisco de los Cobos, secretario del rey Carlos I, quien lo levantó como templo funerario anexo a su palacio. Con proyecto inicial de Diego de Siloé fue levantado por Andrés de Vandelvira. Estamos ante el templo privado más importante del Renacimiento español.

La fachada plateresca fue labrada por Esteban Jamete y en ella se aprecian los escudos de los Cobos y los Mendoza (por María de Mendoza, su mujer). La puerta principal, a modo de Arco del Triunfo, tiene representados en el intradós un conjunto de dioses clásicos: Eolo, Neptuno, Vulcano, Anteo, Diana, Mercurio, Venus, Febo, Marte, Júpiter y Saturno. En el interior del templo destacan el Retablo Mayor de Alonso de Berruguete, la fina rejería y la sacristía, cuya original puerta en esquina representa la puerta del Edén y cuyo interior renacentista muestra una rico contenido artístico y escultórico.

Y solo hemos empezado a conocer Úbeda.

Imagen propia de la fachada de la Sacra Capilla del Salvador.

025
Baños Árabes de Jaén

Más de cinco siglos de presencia árabe en la ciudad tuvieron que dejar huella. La más importante que se puede visitar en Jaén son los Baños Árabes.

A principios del siglo XI, aprovechando los restos de unos baños romanos se construyeron estos baños que siguen la misma estructura y funcionamiento de los romanos. La instalación tiene una extensión de 450 metros cuadrados con las correspondientes sala fría, templada y caliente además de vestíbulo. Fueron usados tanto por hombres como por mujeres en turnos alternos. Los baños cumplían una doble función religiosa y social, pues permitían los aseos corporales que establece el Corán y en ellos se reunían los hombres para cerrar compromisos y negocios.

Actualmente se encuentran en los sótanos del Palacio de Villardompardo, pues en el siglo XV, Don Fernando de Torres y Portugal, I Conde de Villardompardo y Virrey del Perú, levantó su palacio de estilo renacentista sobre los Baños, quedando estos ocultos, lo que posibilitó su mantenimiento. Redescubiertos en el siglo XX, en 1970 la Dirección General de Bellas Artes asumió su restauración haciendo el encargo al arquitecto don Luis Berges Roldán.

El Palacio de Villardompardo alberga, asimismo el Museo de Artes y Costumbres y el Museo de Arte Naif.

Otros varios edificios y momunentos sin interesantes de visitar en Jaén como la Basílica de San Ildefonso, La Iglesia de La Magdalena o el Barrio de Santa Cruz (antigua judería).

Imagen propia del interior de los Baños Árabes de Jaén.

044