x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Domund

Como cada año, el penúltimo domingo de Octubre, constituye una llamada a la conciencia misionera. Es la fecha del Domund. Una ventana abierta por las OMP para entender la significación y el alcance de las obras misionales. Una Misión comprometida con todos los pueblos del mundo más necesitados tanto material como espiritualmente. Una Misión que el pasado año desarrolló 482 proyectos en África, 118 en América, 42 en Asia y 16 en las islas de Oceanía.

Pero la Misión no es solo cosa de unos cuantos  hombres y mujeres que se han sentido atraídos por la bendita llamada de convertirse en misioneros. Por el contrario es un compromiso que nos interpela a todos los creyentes. Se trata, en palabras del Papa Francisco,  de “salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio” (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 20). Y esas periferias pueden estar mucho más cerca de lo que pensamos.

Por ello el lema del Domund de este año: “Sé valiente, la misión te espera”, nos invita a retomar la audacia evangélica para comprometernos con los más elementales derechos humanos y con los principios evangélicos.

La idea del Domund nació en Lyon, Francia, en 1822, por iniciativa de la joven Paulina Jaricot. Comenzó implicando a los trabajadores locales para que apoyasen las misiones con una pequeña limosna cada semana. El Papa Pio XI instituyó la  jornada para la Iglesia universal, como un día en que los creyentes se unen de forma especial a través de la oración, del testimonio de vida y de la comunión de bienes, en respuesta a las graves y vastas necesidades de la Misión.

013
Tallas de Juanmi Cervilla

Juan Miguel Cervilla, compañero de la Universidad de Mayores de la UPCT, expone estos días en la facultad donde cursamos estudios una muestra de su labor artística como tallista de la madera. Allí se pueden contemplar más de 20 piezas que incluyen bajorrelieves de muy diversos temas. Y visitar la muestra es escuchar las expresiones de reconocimiento y admiración de los visitantes.

Juanmi, como le llamamos coloquialmente, es granadino de origen y cartagenero de adopción donde trabajó hasta su jubilación en los astilleros de Navantia. De su familia heredó la afición por este arte, prestando su talento y sus gubias tanto para las cofradías de Semana Santa como en distintas obras y restauraciones en toda la ciudad. Discípulo del artista cartagenero Rafael Eleuterio, Juanmi tiene su taller en su casa del barrio de San Félix, donde en alguna ocasión nos ha invitado a los compañeros a un arroz, demostrando que además de excelente tallista es, igualmente, un buen cocinero.

Felicidades, Juanmi, por esta exposición y que podamos disfrutar muchos años de tu arte. 

013
De nuestros miedos

De nuestros miedos
nacen nuestros corajes
y en nuestras dudas
viven nuestras certezas.

Los sueños anuncian
otra realidad posible
y los delirios otra razón.

En los extravíos
nos esperan hallazgos,
porque es preciso perderse
para volver a encontrarse.

Poema: Eduardo Galeano ("El libro de los abrazos")

Imagen de internet

044
La Catedral de Santiago: Última morada del Apóstol

La Catedral de Santiago de Compostela es, en definitiva, la morada final de los restos del apóstol Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Se trata de la  más importante catedral románica de España, circunstancia que no puede apreciarse desde el exterior, al estar revestida por el estilo renacentista del claustro, el barroco de la imponente fachada del Obradoiro y el pórtico de Quintana y el neoclásico de la Azabachería. Tan solo Platerías conserva buena parte de su aspecto originario.

El templo del siglo XII, obra en buena medida del Maestro Mateo, es de planta de cruz latina con nave central ancha y dos laterales estrechas. Las naves se prolongan 97 metros en el cuerpo principal y 65 en los cruceros. El altar Mayor es barroco recargado y en la cripta, en una artística urna de plata de 1886, se veneran los huesos del apóstol.

Mención especial merece el tradicional “botafumeiro” un  enorme incensario que se hace batir en las naves del crucero. El primitivo desapareció durante la invasión napoleónica de la guerra de la Independencia y el actual de 1851 es de latón plateado.

Los restos, hallados en el siglo IX, sufrieron, empero, alguna incidencia siendo la más importante la ocurrida en el año 1589, cuando ingleses y españoles se enfrentaron en las costas gallegas. Ante el temor de que atacaran Compostela y destruyeran las reliquias de Santiago y sus discípulos, estas fueron escondidas en secreto. Tan en secreto que no fueron redescubiertas hasta el siglo XIX, cuando el obispo Miguel Payá Rico, ordenó excavar tras el Altar Mayor hasta encontrar restos humanos que examinados por doctores catedráticos de la Universidad de Santiago, resultaron ser de tres personas diferenciadas y de una gran antigüedad. Para comprobar su autenticidad, Roma envió a Monseñor Caprara, quien trajo un hueso del cráneo del apóstol que se conservaba en Pistoia (Italia). Este hueso encajó perfectamente con  uno de los esqueletos. Ante esto, en 1884, el Papa León XIII aprobó y reconoció la autenticidad de las reliquias.

Imagen: Los tiraboleiros preparados para activar el botafumeiro durante la Misa de Peregrinos del domingo 24 de Septiembre de 2017.

036
El burgo de Santiago

Como afirmaba el escritor gallego Otero Pedrayo, Santiago es “la ciudad más moderna de Galicia y la última en aparecer entre las metrópolis religiosas y culturales de Europa”. Porque la ciudad  tiene su origen tras la aparición del sepulcro del apóstol en el siglo IX, en el lugar donde existió un viejo castro celta y una necrópolis.

Y así alrededor del primitivo santuario y la comunidad eclesial al cuidado de los restos, formada por el obispo de Iria y los monjes de Antealtares, fue creciendo el burgo de Compostela, que sería fortificado en el siglo X por las amenazas de los normandos. En el siglo XII se levanta la Catedral, alcanzando la diócesis la categoría de Metropolitana. En el siglo XV surge la Universidad, lo que supondría otro importante impulso en el desarrollo de la ciudad.

No es intención de este fotolog hacer una información turística de la ciudad, sobre la que existe amplia bibliografía. Diremos simplemente que la actual capital de Galicia, tiene hoy una población de 100.000 habitantes, que se ve notablemente incrementada por el área metropolitana, con una población transeúnte de decenas de miles de peregrinos y visitantes diarios.

Imagen de mi autoría: Plaza de Platerías. Pueden apreciarse la “fuente de los caballos” y el edificio del Cabildo.

025