x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El fotolog de maravillas10
UNA SONRISA

 

Qué grande es la Madre Naturaleza.
Qué cantidad de sonrisas nos ofrece a cada segundo y en todos los lugares que estamos, visitamos o nos gustaría visitar... 
¡Es tan grande su generosidad!
 
¿A qué no puedes dejar de sonreír cuando contemplas un arcoiris?
 
Seamos generosos nosotros también... seamos respetuosos... sepamos construir existencia...

(Carmen Herrera)

Después de los terribles hechos de esta tarde en Barcelona, mi queriza Zoraima, con quien he estado tomando café esta mañana, propone que contra la barbarie, la bajeza y los maos instintos de los terroristas, ofrezcamos una sonrisa. En vez de lazos negros y velitas, una limpia sonrisa.

Le hago caso y pongo varias sonrisas, pero no humanas, sino de la naturaleza, que como dice el texto, nos las ofrece a cada segundo.


Siempre dando lecciones a la miseria de los seres humanos.


Besos. Hoy más que nunca.

024
ESPERAR SENTADO

Si deliro es porque mis deseos 
de tenerte no me dejan respirar. 
Mar de caricias fueron ayer tus versos. 
Y entre mis sueños 
que se mezclan con recuerdos, 
solo ansío tu regreso. 
Matizaste mi vida en el atardecer 
que calentó mis pensamientos. 
Y me llevaste a caminar contigo 
una tarde soleada y serena 
en que ni el mismo viento 
se atrevió a molestarnos. 
Aquí me sentaré a esperar tu regreso. 
No me importa nada más que eso.

(IMG)

Cuando la espera se presenta larga siempre se suele decir que mejor esperar sentado y tomarse las cosas con calma. Eso es lo que debían pensar en el Castillo cuando alguien se iba con un fin no muy optimista y se suponía que regresaría sin saber cúando, cómo o ni siquierea si regresaría. Así que no es de extrañar que la dama del lugar esperara el regreso de su amado en un lugar como éste, con una vista privilegiada sobre la campiña.

Y una vez avistado a lo lejos, lo que procedía era asomarse ya directamente al balcón que se ve en esta otra foto. Y quizá saludar con el pañuelo y celebrar su regreso.

De día o de noche, como en las fotos de ayer.

Besos.

026
EL BUEN AMOR

La Posada Real Castillo del Buen Amor es un castillo del siglo XV, situado en la zona rural de Castilla. Ha sido cuidadosamente restaurado conservando toda la estructura y muchos de los elementos originales que han perdurado durante siglos y ofrece magníficas vistas al campo, piscina al aire libre, zonas de estar y biblioteca.

Las habitaciones del hotel dan al patio central del castillo o a los prados de los alrededores. El castillo es uno de los muchos que dieron nombre a la región y se encuentra a 27 km de Salamanca. Este característico castillo fue hogar de la nobleza de la zona y es patrimonio histórico artístico desde 1931. 

La leyenda cuenta que el nombre del castillo proviene de uno de sus antiguos propietarios, el obispo de Santiago, que se alojó allí con su amante secreta hasta que la iglesa les expulsó. Se dice que la pareja ahora ronda el castillo. Fonseca reconstruyó el castillo convirtiéndolo en un palacio con trazas renacentistas y lo hizo su residencia habitual, que compartió con su amante Teresa de las Cuevas. La constancia del obispo en el amor hizo que fuera conocido como Castillo del Buen Amor.


Si alguien quiere pasar un día y una noche en un lugar original, romántico, confortable y lleno de historia les aconsejo que vayan al Castillo del Buen Amor. Además de la historia que se cuenta, de las leyendas que circulan sobre los fantamas que por allí pululan de noche, estar allí en una gozada.

https://www.youtube.com/watch?v=b8f95vzqBqA

El restaurante es magnífico, y la terraza, por la noche una delicia. Si alguien está interesado existe una carta de masajes de todo tipo que rozan ya lo sibarita. De hecho, el Castillo es uno de los lugares más codiciados para celebraciones de bodas. Incluso nos contó ayer el dueño que la versión rusa de Gran Hermano ofrecía como premio la posiblidad de que se casaran aquí... no os digo más. Y así se hizo.


La foto que os pongo, de día me encanta, pero la de por la noche, no se queda corta. Os lo aconsejo. Para volver.

Besos.

 

 


022
CUESTIÓN DE HORMONAS

Como si de un brebaje se tratase, estas sustancias gobiernan nuestras reacciones en lo más profundo del ser humano, incluido el núcleo celular, allí donde actúa el material genético. Influyen tanto en la memoria como en el carácter, hacen que nos pongamos pálidos, que nos acaloremos, nos cohibamos, nos enfademos o nos dejemos embargar por la pasión.

Una de estas poderosas sustancias es la oxitocina; otra, la testosterona; otra, el estrógeno... Las hormonas, de cuyo total conocemos 150, son los mensajeros que permiten que los cien mil millones de células de un ser humano adulto se comuniquen entre sí. Si el sistema nervioso es la red telefónica de la que el cerebro se vale para mover el dedo gordo del pie, las hormonas son algo así como una radio interna. Su servicio de noticias llega al último rincón del cuerpo, y es el sistema circulatorio quien lleva sus mensajes a todas partes.

La receta exacta es individual, al igual que el rostro, la voz o las huellas dactilares: un poco más o un poco menos de esta sustancia o de aquella; todo depende de los genes, la edad, la situación y la época del año.

(A. Geisler)


Las hormonas siempre han tenido mala fama y están ahí para echarles la culpa de algunas reacciones nuestras fuera de tono o de ciertos cambios físicos y fisiológicos. Y, curiosamente, sobre todo en las mujeres. Cuando se engorda, es cuestión hormonal, cuando se está más nerviosa de lo normal, es por culpa de los días premenstruales y no digamos nada con la menopausia, la culpable de muchos males en las mujeres.

Pero en los hombres también sucede según la carga más o menos fuerte de testosterona u oxitocina. Todo eso cientiíficamente se refleja en el rostro, en la expresión, en el carácter, en la pasión o en la frialdad. Y sobre todo, como dice el texto, aderezado este cocktail, con los genes, la edad, la situación y la época del año.

Dicen que en el verano y a la orilla del mar somos más felices y generamos melatonina, la hormona de la felicidad. Tengo para mí que es más porque estamos de vacaciones. Y el mar relaja, ése es un hecho.

Besos.


023
HABLAR CONSIGO MISMO

El simple hecho de hablar en silencio consigo mismo en tercera persona en los momentos de estrés puede ayudar a controlar mejor las emociones. En esencia, pensamos que referirse a sí mismo en la tercera persona lleva a la gente a pensar sobre sí mismos de forma más similar a cómo piensan sobre los demás, y se puede ver evidencia de esto en el cerebro. Eso ayuda a las personas a establecer cierta distancia psicológica de sus propias experiencias, lo que a menudo puede ser útil para regular las emociones. Además, la autoexpresión en tercera persona no requería más actividad cerebral relacionada con el esfuerzo que la primera persona.

Lo realmente emocionante es que hablarse a sí mismos en tercera persona puede constituir una forma relativamente fácil de regulación emocional. Si se termina de confirmar hay muchas implicaciones importantes que tienen estos hallazgos para la comprensión de cómo funciona el autocontrol y cómo ayudar a las personas a controlar sus emociones en la vida cotidiana.

(E. P.)

Con todos mis respetos, no estoy de acuerdo con esta especie de terapia. No estoy yo segura de que hablando de sí mismo a sí mismo en tercera persona se logre un mayor autocontrol, como si te salieras de tu propio cuerpo y fueras otro. He conocido a más de una persona que lo hace y no me fiaría mucho. Personas que hablan solas cada vez hay más por la calle, aunque después nos damos cuenta de que van hablando por teléfono con un pequeño auricular. Pero dudo que se estén grabando para escucharse después como si fuera otra persona.

O como si alguien delante del espejo se pone a hablar de sí mismo y el reflejo fuera el de otra persona ... O te llamas Alicia y pasas al otro lado o quizá una pastillita ayudaría a mejorar el asunto.

A veces el mejor espejo es el rostro del ser amado. ¿No crees?

Besos.

014